Hospedería Hotel Palacio Allepuz ****

Descubre

Allepuz se encuentra entre el Maestrazgo y la Sierra de Gúdar, cubierta de nieve en invierno y de prados de alta montaña mediterránea en verano, y todo ello rodeado de extensos bosques, muy cercano a la estación de esquí de Aramón-Valdelinares y el centro turístico de Alcalá de la Selva.

El Maestrazgo más cercano es un territorio perfecto para el senderismo en primavera (Valle de Sollavientos, Caños de Gúdar, Nacimiento del Río Guadalope, Nacimiento del río Pitarque, Pinares de Fortanete), o andar en verano por sus pueblos, declarados conjuntos histórico-artísticos (Miravete de la Sierra, Villarroya de los Pinares). En otoño, el Maestrazgo es tierra de hongos, (bujarones, champiñones y colmenillas).

También muy cerca, a 30 km., el visitante podrá acercarse el Parque Paleontológico de Galve y al Parque Geológico de Aliaga. Y a 40 km., el parque temático de los Dinosaurios, “Dinopolis”, en Teruel, la entrañable ciudad de los Amantes y del arte Mudejar.

A una distancia un poco mayor, se puede “explorar” la única mina de carbón visitable en España, en la localidad de Escucha, en plena comarca de las Cuencas Mineras.

Además de todo ello, desde aquí proponemos las siguientes rutas;

 

RUTA 1 – RUTA DEL RENACIMIENTO

Durante los S. XVI y XVII, la arquitectura popular del Maestrazgo se vistió de influencias italianas. La floreciente industria textil (lana, tejidos) alzó numerosos edificios que hacen típico el urbanismo de sus poblaciones.

La ruta comienza en Allepuz, desde la portada de la Casa Grande, nuestra hospedería, podemos ver la Fuente Vieja. Bajando por la calle del Medio, llegaremos a la Lonja o trinquete, con dos arcos y marcas de canteros en las columnas. También el ayuntamiento es de esta época, en la Plaza Mayor, cuya fachada posterior presenta un balcón volado de madera tallada. Siguiendo la calle Mayor, llegaremos a otra casa-palacio. A pie de carretera se alza, como en las demás localidades del recorrido, una ermita del Loreto, datada en 1692, y que muestra, con su atrio, la misma tipología que las restantes del itinerario.

Salimos en dirección Villarroya y continuamos a Fortanete. Aquí podremos visitar el puente sobre el río, la iglesia, la Casa Consistorial, la Casa de los Duques de Medinaceli, la Casa del Marqués de Villasegura y otras casas solariegas de los siglos XVI y XVII, así como la ermita del Loreto.
De vuelta a Villarroya de los Pinares, declarado conjunto histórico, podemos ver la iglesia, el ayuntamiento y su portal, la torre-campanario, la Casa Peña, Casa Navarro, La Casa Hospital, La Casa de la Inquisición, la antigua cárcel y la fuente, también renacentista.

También conjunto histórico es Miravete de la Sierra, última población del itinerario, en su plaza Mayor y plaza de la Iglesia. Esta última es un claustro porticado formado por la iglesia y el ayuntamiento. La plaza Mayor reúne el antiguo hospital, el horno comunal, la casa rectoral, el puente y la lonja. Otras muestras son la cárcel y el molino harinero.

 

RUTA 2 – CAMINO DE LOS PILONES

Saliendo de la Hospedería-Palacio y en dirección al castillo (en ruinas), asciende la Calle de la Luna hasta las Eras. La pista continua hasta el cinglo, y éste es atravesado por el Portillo, calzada de piedra excavada en la roca. Arriba observaremos el primer peirón, el de San Cristóbal, aquí empieza el camino que llega hasta Villarroya de los Pinares. En total son más de 100 pilones que nos guiarán en días de niebla o nieve. Desde el camino existe una desviación para ir a la Cueva de la Buina o a las Chimeneas de Hadas.

Este camino también es conocido como “La Ruta de la Lana” o “Camino de Jaime I el Conquistador”.

El Camino de los Pilones, recientemente declarado Conjunto Histórico del patrimonio cultural aragonés y Bien de Interés Cultural, formó parte del Camino Real que unía Teruel y el Maestrazgo con el Mediterráneo. Por él viajaban los productos del Maestrazgo (principalmente lana y tejidos) que eran exportados a todo el Mediterráneo y que tanta riqueza dieron a estas tierras. Jaime I el conquistador, uso esta vía hacia Peñíscola, pasando por Allepuz y Villaroya, como dice el “Llibre dels Feyts o Crónica histórica”. 

 

 RUTA 3 – VALLE Y NACIMIENTO DEL RÍO SOLLAVIENTOS.

La carretera que se dirige a Valdelinares atraviesa el valle de Sollavientos, cubierto todo el año de verdes prados. En medio del valle, la ermita de Santa Isabel es el único vestigio de la antigua población de Sollavientos. Cerca ésta la fuente de Santa Isabel. Cuando ésta se llena, el agua rebosa más arriba, en la surgencia de la Masía Don Pedro.

Una vez en lo alto del Puerto de Valdelinares, la pista forestal de Fortanete nos acerca a los montes de Tarrascón, Peñacerrada y el barranco de Zoticos con las surgencias y la cueva de los caños de Boca Negra.

Otra opción es subir tras una tranquila excursión a la cima del Alto del Hornillo a más de 2000 metros de altitud y divisar desde allí una gran panorámica de buena parte de la provincia.

 

RUTA 4 – VALLE Y NACIMIENTO DEL RÍO BLANCO O ALFAMBRA, “CAÑOS DE GÚDAR”

Desde Allepuz, la carretera a Gúdar se adentra por el valle del río “Blanco”, pasando por lugares como la fuente y área recreativa del Molino y el barranco de la Umbría. Desde el aparcamiento de los Caños de Gúdar, en un corto paseo de 400 metros entre pinos, tejos, tilos y acebos y cruzando el río por puentes y pasarelas de madera en varias ocasiones, llegaremos hasta los saltos donde nace el río. A la vuelta, y junto a la carretera podemos bajar a la Fuente del Cura, en el fondo del valle y después subir al mirador de la localidad desde donde podemos contemplar una gran vista panorámica del valle del río Alfambra.